Un sismo de 7.3 grados sacudió esta mañana la prefectura de Kumamoto al suroeste de Japón.

Este sismo se considera el más poderoso que ha tenido Japón desde 2011 y se produjo un día después de que un sismo de 6.2 grados golpeara la zona.

De acuerdo con la cadena NHK y la agencia de noticias Kyodo, hasta el momento se han reportado 22 muertos y fuentes oficiales informan que hay 53 personas atrapadas bajo los escombros y otras 23 quedaron enterradas después de que el pueblo de Minamiaso, tuviera un deslizamiento de tierra.

También te puede interesar:  Osorio Chong pospone reunión con padres de normalistas

“Se produjeron varios incendios y hay graves daños en un área muy extendida”, declaró Yoshihide Suga, representante del gobierno.

Hay 470 personas seriamente heridas, 44 se encuentran en el hospital Saiseikai Kumamoto en estado crítico y fue necesario desalojar a 69 mil personas de la zona.

Las autoridades cerraron el aeropuerto de Kumamoto después de descubrir que el edificio resultó dañado por los terremotos, los servicios de tren de alta velocidad Shinkansen fue suspendido, alrededor de 160 mil viviendas están sin electricidad y en algunas áreas se interrumpió el servicio de gas por precaución.

También te puede interesar:  Balean a ejidatarios que protestaban por invasión de tierras

El ministerio de Defensa de Japón inició el despliegue de 20 mil soldados para ayudar en las labores de rescate.

Con información de López-Dóriga

Comentarios