technology, lifestyle, friendship and people concept - happy young women or teenage girls with tablet pc at cafe outdoors

“Si te sientes muy afectado por el Sismo de México y requieres de terapia psicoterapéutica con un costo muy bajo (simbólico) por favor mándame un mail a [email protected] y te asignaremos un psicoterapeuta en la zona de tu conveniencia.”

-o-

El psicoterapeuta Alan Schejtman ([email protected]) se ha especializado en analizar de los adolescentes y las redes sociales virtuales desde la psicología y el psicoanálisis. A continuación les dejo un escrito que nos hizo:

Cada época de vida trae consigo diferentes cambios y con los cambios el hombre ha tenido que adaptarse y adecuarse al momento que le toca vivir.

“Los adolescentes, hoy en día, han experimentado lenguajes de las nuevas tecnologías de la información y comunicación –por lo que aprenden, responden y socializan– de maneras muy distintas a las de otras épocas” (Schreck, A. Y Páramo Riestra, M. 2015).

Si tuviéramos que clasificar a los padres y adolescentes actuales en cuanto a su adaptación a la tecnología pensaríamos en dos grupos:

  • Inmigrantes
  • Nativos digitales

La mayoría de los padres ha tenido que adaptarse y adecuarse a las diferentes tecnologías como si fueran nuevos modos de comunicación, investigación y socialización en donde los adolescentes, en comparación con ellos, pareciera que lo dominan desde su nacimiento. Muchos padres pueden anclarse en los modos y formas en las que ellos aprendieron durante su infancia. Esto puede llegar a chocar con el modo en el que se desenvuelven los nativos digitales ya que, a diferencia de los inmigrantes, no le tienen miedo a lo desconocido, no se cuestionan y – muy importante – toleran muchos estímulos a la vez para obtener su concentración.

También te puede interesar:  Los Red Hot Chilli Peppers todavía tienen picor

“Hoy tienen una respuesta más rápida a los estímulos inesperados; acceden, absorben, procesan y usan la información de manera distinta; son colaborativos, rápidos, no observan sino participan”  (Schreck, A. Y Páramo Riestra, M., 2015). Esto quiere decir que los nativos ven a la tecnología como una herramienta necesaria para su proceso de socialización, a diferencia de algunos inmigrantes que la ven como un obstáculo racional.

Los nativos digitales funcionan mejor conectados, en contacto con gente de todo el mundo, conectados a la red; prefieren aprender en movimiento, jugando, a hacerlo de la forma tradicional; asimilan rápidamente la información (y en ocasiones la olvidan con la misma rapidez) y son reactivos a estímulos diferentes manteniendo la atención flotante y atenta a todos ellos. Aprenden de sus pares y necesitan compartir sus experiencias con los mismos, les da pertenencia y existencia. Todo esto es un reto para los inmigrantes digitales ya que, por su aprendizaje tradicional, puede parecerles disruptiva la velocidad y la forma en la que las nuevas generaciones  se desenvuelven entre ellos ­­–“no queremos que pierdan el contacto con el mundo”—, pero el mundo para ellos es muy distinto. Por lo mismo es importante desarrollar con y en ellos el pensamiento crítico y la reflexión constante.

También te puede interesar:  Facebook lanza en México herramienta para buscar pareja

A pesar de lo anterior, es importante tomar en cuenta conductas que nos pueden indicar cuando los adolescentes están haciendo un uso inadecuado de los medios de comunicación masivos o se pudiera estar convirtiendo en una conducta adictiva:

  • Se aísla y muestra paulatinamente una mayor dificultad para relacionarse socialmente sin el uso de la tecnología.
  • Comienza a separarse de sus amigos
  • Cuando está en el celular, conectado a internet, no está interactuando con otros jóvenes de su misma edad.
  • Muestra una falta de interés en actividades que anteriormente le divertían o apasionaban, y actualmente no se siente cómodo en ninguna actividad.
  • Sus amigos refieren que también tiene problemas en la manera en la que interactúa en las redes sociales.
  • Se angustia o está de mal humor, tiene cambios de humor repentinos, su estado de ánimo cambia fuertemente cuando no puede conectarse a internet y se le dificulta estar en el mundo sin ello.
  • Ha perdido el control de su vida por estar interactuando principalmente en por estos medios.

Bibliografía recomendada

Schreck, A. y Páramo Riestra, M. (2015). Misión Imposible: Cómo comunicarnos con los adolescentes. México: Grijalbo.

Comentarios