¿Sabes la importancia que tiene el rayo láser en tu vida?

El primer láser funcional fue creado en el año 1960 y lejos estaban de saber las aplicaciones que tendría en un futuro. Empezando por el uso militar, el láser también está presente en la medicina, en la industria y en la electrónica.

¿Qué tiene de especial este pequeño rayo? Pues que permite concentrar una enorme cantidad de energía en un punto muy concreto, con precisión nanométrica. Con el láser se pueden grabar discos y hasta cortar materiales a la medida.

Hasta el momento, el láser Hércules se clasifica como el más potente del mundo. Emite un halo de luz de 300 teravatios, gracias a una actualización que costó 2 millones de dólares y que costeó la National Science Foundation ameriacana.

El año pasado se anunció la inversión de 2 millones de euros para que este láser que se encuentra en la Universidad de Michigan pueda alcanzar hasta los mil teravatios. Superando así al láser Diocles de la Universidad de Nebraska, que sólo alcanza los 100 teravatios, aunque tiene la capacidad de lanzar pulsos de luz 100 veces más rápido.

El láser Hércules tiene el Record Guinnes de mayor intensidad de un láser con 20 mil trillones de vatios por centímetro cuadrado. Con la actualización se reemplazan 3 de los 5 emisores que ya tienen 10 años encima y que fueron creados específicamente para este láser.

Para entender mejor esto de los teravatios y la potencia, digamos que el láser Hércules genera la misma energía que toda la Tierra recibe desde el Sol en 12 minutos, pero concentrada en un grano de arena.

Precisamente por esta cantidad de energía el láser podría favorecer avances en astrofísica o el conocimiento de las interacciones entre la luz y la materia. Pero el campo médico será el más beneficiado, porque se podrán hacer escaneos con rayos X más precisos, rápidos y baratos. Tomando imágenes de los huesos con la misma precisión que permite actualmente una resonancia magnética.

Y así como el láser marcó un avance para la medicina, también lo hizo en la estética. Desde la depilación al rejuvenecimiento facial, el láser también ayuda a eliminar manchas y várices e incluso para el trasplante de pelo.

De hecho, el poder abrasivo del láser es un punto a favor para lograr los resultados que deseamos, pero también por esto es necesario ser cautelosos y elegir el que sea más adecuado. Lo primero es analizar la afinidad mayor o menor que muestre para ciertos pigmentos cutáneos presentes en el área que se quiere reparar.

A la hora de actuar en la zona es importante conocer si es idóneo para intervenir en la melanina de la piel, en el agua del cuerpo y rostro, o en la hemoglobina. También se debe tener en cuenta el fototipo de piel. ¿Qué es esto? La escala del 1 al 6, donde 1 es albina y 6 la más oscura, ya que en casos concretos como la depilación no todos funcionan igual.

También te puede interesar:  La manzana y su simbolismo

Se tiene que valor la mayor o menor longitud de onda necesaria para penetrar más en la piel, la velocidad de pulso del láser y su potencia para no generar más calor del necesario en la piel.

Existe el láser ablativo, que es eficiente, pero provoca costras antes de crear el colágeno; y el no ablativo, que no provoca costras porque no elimina la epidermis y por lo mismo casi no presenta riesgos, aunque es menos efectivo.

Para satisfacer la demanda de tratamientos menos agresivos se crearon los láseres fraccionados, que producen múltiples, pequeños y profundos orificios en la piel, pero que dejan sana la zona alrededor, mientras que la tratada se recupera con mayor rapidez.

Está por ejemplo el láser Neodimio Yag. Muestra gran afinidad por la hemoglobina y es el más penetrante por su longitud de onda, que es la más larga para llegar a los vasos del tejido celular subcutáneo. Es el indicado para tratamientos vasculares como várices, liposucción y ocasionalmente para eliminar el vello profundo en la depilación.

Luego está en Q-Switched. Se trata de una versión diferente del Neodimio Yag, para el tratamiento de lesiones cutáneas superficiales, para borrar manchas en la piel y tatuajes de color oscuro, negro, verde y azul porque su objetivo es destruir el pigmento.

El láser CO-2 es quirúrgico, de dióxido de carbono con afinidad por el agua, muy usado en rejuvenecimiento facial, para eliminar vasos superficiales y manchas, pues la dermis cutánea concentra un 90% de agua. Este láser genera calor y micro heridas que al cerrarse tensan la piel.

Otra variación es el láser CO-2 Femilif, de última tecnología para rejuvenecimiento y disfunciones del aparato reproductor y genital femenino. Garantiza la restauración de la estructura de la mucosa vaginal, pues calienta de forma suave el tejido vaginal para contraer las fibras de colágeno existentes y estimula la formación de nuevas fibras.

El llamado Erbio tiene mayor afinidad por el agua que el CO-2 y es más superficial, siendo adecuado para peelings y despigmentar sin romper las células. Se usa también para tratar las cicatrices del acné.

El láser Alejandrita tiene una longitud de onda más corta y gran afinidad por la melanina. Es uno de los más usados en la depilación en pieles claras. Aunque si se trata de pieles más morenas y vello más oscuro y duro, el láser Diodo es el indicado. Cubre zonas de gran extensión de piel con mucho vello, como pecho o espalda en hombres.

El láser Soprano SH es una revolucionaria variante del Diodo y es lo más nuevo para la depilación definitiva porque no duele, no quema, es más seguro y reduce significativamente las molestias y el tiempo de sesión. Depila pieles bronceadas y oscuras, además del vello más fino, sin riesgos de manchas o quemaduras porque transmite calor en movimiento de forma gradual y con mayor potencia que un láser tradicional.

También te puede interesar:  Marketing presidencial

Y por último está el láser Sculpsure, el primero diodo lipolítico no invasivo ni quirúrgico para tratar la grasa localizada a nivel profundo. Aprobado por la Food and Drug Administration de Estados Unidos, destruye la grasa por calentamiento que el cuerpo eliminará de forma natural por rutas metabólicas.

***

Después de conocer los datos de este periodismo de vida, te pregunto: ¿Has utilizado alguna de estos tratamientos con láser? ¿Cómo fue tu experiencia? En caso contrario, ¿te animarías a probarlos?

Escríbeme a las redes sociales de QTF y comparte tus opiniones.

Comentarios
+ posts

Hola, soy Fernanda Familiar, Fer para ti.

Esta es tu casa digital, donde para mí es un placer recibirte para informarte de contenidos actuales, noticias y muchas historias, mismas por las que me llaman: la ’periodista de vida’.

Te comparto que junto con mi equipo de trabajo, haremos nuestro mejor esfuerzo para que tengas una experiencia memorable en esta navegación digital. Este espacio para mí representa un compromiso y una responsabilidad porque eres mi invitada o invitado de lujo.

Mi día a día es una locura: voy del programa de radio en Grupo Imagen, a encontrarme con miles de personas en una conferencia, grabo los Fernanda Talks Home, atiendo mi casa y a mis hijos; de ahí a dar una plática para una empresa, entrevistar a alguien, escribir un poco para editar otro libro... Alguna vez me dijo Héctor Bonilla que yo me había tragado una turbina, y ¡sí! Vivo intensamente feliz a este ritmo, desde hace más de 30 años y, lo mejor, es que todavía tengo mucho que aprender, mucho por hacer, decir y compartir contigo.

Tu casa digital es visitada mensualmente por 4 millones de personas que encuentran algo en común, por eso son una comunidad que me permite unirles; porque tenemos los mismos valores, principios y porque sabemos que, en este espacio, ¡somos más los buenos!

Agradezco de corazón tu tiempo de navegación, tus comentarios y el interés que dedicas a esta zona digital. Por favor, si hay algo que pueda hacer para mejorar tu visita solo escríbeme y lo atenderé en cuanto esta vida de locura me lo permita.

Bienvenida,
Bienvenido.

Artículo anteriorFOTOS+VIDEO: Así llegó Ricardo Anaya a la Ibero
Artículo siguiente“Comenzó la construcción del muro”: Donald Trump
Hola, soy Fernanda Familiar, Fer para ti. Esta es tu casa digital, donde para mí es un placer recibirte para informarte de contenidos actuales, noticias y muchas historias, mismas por las que me llaman: la ’periodista de vida’. Te comparto que junto con mi equipo de trabajo, haremos nuestro mejor esfuerzo para que tengas una experiencia memorable en esta navegación digital. Este espacio para mí representa un compromiso y una responsabilidad porque eres mi invitada o invitado de lujo. Mi día a día es una locura: voy del programa de radio en Grupo Imagen, a encontrarme con miles de personas en una conferencia, grabo los Fernanda Talks Home, atiendo mi casa y a mis hijos; de ahí a dar una plática para una empresa, entrevistar a alguien, escribir un poco para editar otro libro... Alguna vez me dijo Héctor Bonilla que yo me había tragado una turbina, y ¡sí! Vivo intensamente feliz a este ritmo, desde hace más de 30 años y, lo mejor, es que todavía tengo mucho que aprender, mucho por hacer, decir y compartir contigo. Tu casa digital es visitada mensualmente por 4 millones de personas que encuentran algo en común, por eso son una comunidad que me permite unirles; porque tenemos los mismos valores, principios y porque sabemos que, en este espacio, ¡somos más los buenos! Agradezco de corazón tu tiempo de navegación, tus comentarios y el interés que dedicas a esta zona digital. Por favor, si hay algo que pueda hacer para mejorar tu visita solo escríbeme y lo atenderé en cuanto esta vida de locura me lo permita. Bienvenida, Bienvenido.