Family having fun

Acerca de 

¡Hola! Soy Mamá Pereyra, tengo dos hijos y en lo profesional me dedico a administrar restaurantes, una tarea nada fácil, pero me gusta mucho lo que hago. La mayor parte de mi tiempo trato de dedicarlo a mis hijos, pues estoy convencida que la familia es lo más importante. La vida me ha dado cosas hermosas que trato siempre de transmitir a los demás, me gusta ser solidaria y responsable con todo lo que hago. Disfruto mucho a mis amigas y a mi familia pues es lo más valioso que tengo.

Los padres sabemos que los hijos son una bendición, cuando ellos llegan a nuestra vida nos hacen sentir un amor indescriptible y es por esto que muchas veces comentemos algunos errores en nombre del amor. Es importante entender que ser padre es una gran responsabilidad y que el amor que sentimos por ellos no será suficiente para formar seres humanos felices, así que lo mejor es tener en cuenta lo siguiente; todo lo que ellos vean en casa será un gran referente en sus vidas, bueno o malo.

Los niños son como esponjas que absorben todo lo que está en su entorno y por supuesto se dan cuenta perfectamente de la relación que tienen sus padres, cuando estos son amorosos o cuando existe algún distanciamiento entre ellos, así que si entre los padres existe una conducta violenta ellos podrían entender que esta es la forma natural y normal de relacionarse con alguien que quieres. Si ellos ven maltrato ellos entienden que el maltrato está implícito en una relación y es así como educamos a hijos o hijas tiranos o con baja autoestima.

En estos tiempos donde todo es modernidad y la libertad está muy confundida con libertinaje. Los padres en el afán de formar seres humanos felices sin frustraciones, permiten y aceptan las reglas que los hijos ponen y los dejan hacer lo que quieren a la hora que quieran. Desafortunadamente esta es la forma más fácil de conseguir que nuestros hijos se conviertan en seres intolerantes y agresivos; lo mejor en enseñarles a que todo se gana con trabajo, esfuerzo y ayudarles a liderar también con la frustración.

Trabajar en exceso para dar lo mejor a los hijos es algo en lo que nos hemos enfocado mucho los padres de hoy, sin embargo, los resultados no son satisfactorios ya que muchos de los adolescentes de hoy la queja más recurrente es la falta de tiempo para convivir con sus padres y si nos ponemos a pensar que dejamos a nuestros hijos solos por más tiempo para ganar más dinero y tener que gastarlo en terapias para poder superar frustraciones, creo que no es una buena solución.

Deja tus frustraciones y no se las heredes a tus hijos, ¿cuanta gente conoces que estudió una carrera que no le interesa en lo más mínimo solo por darle gusto a sus padres? No lo hagas con tus hijos, a final de cuentas él será el que trabaje el resto de su vida.

No cedas tu responsabilidad de padre a tus padres o a tus suegros, recuerda que ellos no son responsables de criar ni educar a tus hijos, los abuelos están para disfrutar a sus nietos no te confundas, puede ser que ellos te ayuden en algún momento, pero no olvides que su ayuda no es eterna y tú y solo tú eres responsable de la crianza de tus hijos.

Quizás sientas en algún momento desfallecer en la enorme tarea de educar a tus hijos, solo piensa que este gran esfuerzo tendrá sus recompensas y que si logras alcanzar la meta tus hijos estarán preparados para enfrentar la vida con una visión más responsable.

Ser padre es una tarea permanente que requiere de esfuerzo, paciencia y amor.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here