Mientras en México cualquier individuo con “guaruras” utiliza la intimidación, el mal trato y la violencia para circular por las calles, en Japón el grupo que lleva al Primer Ministro pide las cosas “por favor” y luego da las gracias.

También te puede interesar:  Encuentran a niño japonés abandonado en bosque

Increíble la diferencia cultural.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here