Una partitura manuscrita por el compositor Ludwig van Beethoven fue subastada en 100 mil dólares.

El experto Brendan Ryan, reconoció la partitura cuando fue a la casa de una mujer en Greenwich que estaba vendiendo algunas pertenencias, informó el Greenwich Time.
Ryan reconoció la firma y símbolos de Beethoven, posteriormente, una investigación confirmó el origen de la partitura y determinó que proviene de un cuaderno de 1810 que el compositor usaba para desarrollar ideas.

También te puede interesar:  Subasta de dólares continuará hasta marzo

No se sabe qué ocurrió con ese cuaderno tras la muerte de Beethoven en 1827. Fue vendido por partes y se han descubierto extractos dispersos por el mundo.
Ryan dijo que es muy inusual hallar una partitura completa. Fue adquirida por un coleccionista de reliquias alemán.

Sin embargo, no se sabe cómo esa partitura llegó a esa casa en Greenwich.

También te puede interesar:  Programa “Médico en tu casa” es ley

Con información de La Jornada

Comentarios