De acuerdo con Laurie Ann Ximénez-Fyvie, jefa del Laboratorio de Genética Molecular de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el uso masivo del cubrebocas ‘salvaría vidas’.

Su efectividad, sostuvo para el diario El Financiero, lograría que si nueve de cada 10 personas lo utilizaran en la vida cotidiana los contagios bajaran hasta 60%.

De acuerdo con Ximénez-Fyvie, el manejo de la pandemia por parte de las autoridades gubernamentales en nuestro país «ha sido criminal», ya que las proyecciones muestran hasta 350,000 muertes por COVID-19.

En declaraciones dadas al diario El Financiero, «en esta proyección habrían más o menos 110 mil muertos para el 1 de noviembre. Si eso lo multiplicamos por tres, si ése es el cálculo del subregistro, entonces estamos hablando de casi 350 mil personas muertas para el 1 de noviembre. Es una catástrofe». Así, recomendó que el no uso de cubrebocas sea sancionado con multas, pues no se trata no nada más de cuidarse a uno, sino a los demás en caso de ser asintomático.

También te puede interesar:  Óxido nítrico puede retrasar progresión de COVID-19: Estudio

Con información de El Financiero

Comentarios