Un oso negro entró a una vivienda en el municipio Galeana, Nuevo León. El animal se encontraba en la cocina de la casa, en donde buscaba comida.

El oso pesaba 140 kilogramos y medía 1.8 metros de altura. Más tarde, el personal de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), de Parques y Vida Silvestre, la Policía Rural, Municipal, lo rescataron y reintegraron a su hábitat.

También te puede interesar:  Mariano: un tucán que escapó y vuela en CDMX

Fue trasladado al área de Castillo-Puerto México, en la sierra de Galeana. Ahí lo liberaron, no sin antes colocarle un arete para monitorearlo.

 

 Con información de ElBigData

Comentarios
+ posts