En octubre de 2020, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Michoacán reveló los primeros indicios en torno al homicidio de Jessica González, caso mediático que desembocó en la detención de Diego Urik ‘N’, como presunto responsable del feminicidio.

Hoy, se sabe que tras una audiencia intermedia programada para el próximo 24 de noviembre, la Fiscalía de Michoacán dará a conocer los medios de prueba con los que cuenta para demostrar dicha responsabilidad. La FGE se dijo preparada para defender la acusación que en tiempo y forma presentó, para pedir la pena máxima de 50 años de prisión y el pago por concepto de reparación del daño a favor de las víctimas indirectas.

También te puede interesar:  Reportan como desaparecida a madre de Fátima

El asesinato de Jessica ‘G’, ocurrió el 21 septiembre de 2020, en la capital del estado de Michoacán. Así, desde el 30 de septiembre de ese año, Diego Urik ‘N’ se encuentra en prisión. De acuerdo con las versiones dadas a conocer en ese momento, Diego abusó sexualmente de Jessica en el perímetro de un fraccionamiento de la capital de Michoacán y luego habría terminado con la vida de la joven de 21 años, de acuerdo con lo establecido en la causa penal 1404/2020.

También te puede interesar:  CNDH: insuficiente el salario mínimo

Tras ello, se reveló que pidió ayuda a dos amigos suyos, quienes se negaron, por lo que, sin ayuda arrastró el cuerpo hasta donde fue encontrado por las autoridades.

Comentarios
+ posts