Niño tropieza y tira gelatinas que vendía ¡y la gente llegó a comprarle todo!

Recientes

Logran primeras imágenes internas del Popocatépetl con combinaciones de ruido ambiente e IA

Mediante el entrenamiento de un sistema de inteligencia artificial (IA) para identificar pequeñas señales sísmicas generadas dentro del volcán Popocatépetl, ...

Claudia Sheinbaum promete igualdad y erradicar la violencia

Frente a un grupo de mujeres de entre 60 y 64 años, Claudia Sheinbaum Pardo, la virtual presidenta electa de México, se comprometió a elevar a rango constitu...

Abuela de 92 años escapó de asilo de ancianos. ¡Trepó una reja de casi 3 metros!

¡No lo vas a creer! En la provincia china de Shandong, una abuelita de 92 años dejó a todos boquiabiertos al escapar de su residencia de ancianos... ¡trepando una reja de 3 metros en solo 20 segundos! Sí, leíste bien.

La gente se unió para comprar todos los quesos a Doña Delfina ¡Aplausos Sonora!

La gente de Huatabampo se unió a Doña Delfina, una señora de la tercera edad que vende quesos y mostró su apoyo comprando todas sus existencias. Este acto re...

Frenado de emergencia en Metrobús deja 12 lesionados

Al menos 12 personas, incluyendo una menor de edad, resultaron lesionadas tras un frenado de emergencia de una unidad del Metrobús de la Línea 1 en la estaci...

Compartir

Esta historia les hará sonreír y quizás hasta soltar una lagrimita de emoción. Un niño de aproximadamente 6 años, con una sonrisa tímida y una mirada llena de esperanza, se encuentra vendiendo gelatinas en la calle para ganarse la vida, el pequeño, con su carrito lleno de coloridos vasos de gelatina, camina entre los transeúntes con la ilusión de vender su producto. Pero, en un desafortunado momento, tropieza con sus propios pies y, ¡zas!, se derraman más de 20 vasos de gelatina en el suelo. ¡Un verdadero desastre!

Las gelatinas, que tanto esfuerzo le costó preparar, ahora están esparcidas por la banqueta. Pero aquí viene lo bonito, la gente que estaba cerca, en lugar de solo mirar o seguir su camino, decidió actuar. Al notar la tragedia del pequeño vendedor comenzaron a acercarse, primero fue una persona, luego dos y de repente, un grupo de más de 15 personas rodeaba al niño.

También te puede interesar:  Nomás eso nos faltaba... ¡Quieren que el papá de Rubí sea alcalde!

Hombres y mujeres, conmovidos por la situación, sacaron sus billeteras y empezaron a darle dinero para compensar la pérdida, uno tras otro, los transeúntes compraban las gelatinas derramadas, no porque quisieran comérselas del suelo, sino para que el niño no se sintiera mal y para demostrarle que no estaba solo.

Mientras tanto, desde un edificio cercano, un usuario de redes sociales, testigo de este emotivo momento, capturó todo en video, el cual muestra a estas personas ayudando al pequeño vendedor, rápidamente se volvió viral.

La grabación compartida ya casi alcanza el millón de vistas en «X», la red social antes conocida como Twitter, y los comentarios y reacciones no se hicieron esperar, con miles de personas elogiando la bondad y solidaridad de los transeúntes.

También te puede interesar:  Doña Chela le gana a todos. ¡Se toma 'chelas' en segundos!

Así es como en medio de este caos cotidiano, vemos que siempre puede haber espacio para la bondad y la solidaridad, y este pequeño incidente nos demuestra que, incluso en los momentos más difíciles, la comunidad puede unirse y mostrar lo mejor de sí misma.

Esto nos demuestra que siempre habrá belleza en medio del caos y como dice Fernanda Familiar: ¡SOMOS MÁS LOS BUENOS!

Comentarios