Mamá con 800 tatuajes se queja de que nadie le quiere dar trabajo

Recientes

¿El cambio climático provoca más turbulencias en los vuelos?

Las turbulencias de aire despejado (TAD) originadas por el calentamiento global representan un desafío para la aviación moderna debido a que no pueden ser de...

António Guterres condena ataque israelí en Gaza

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado enérgicamente el ataque israelí sobre el campo de desplazados de Rafah, ubicado al s...

Jóvenes usan lonas de candidatos ¡para hacer casitas para perritos!

"¡Dale un hogar digno a tu peludo, cuida el planeta y deja bonita la ciudad!", esa podría ser la frase del grupo de jóvenes cracks se pusieron las pilas y tu...

Vínculo indisoluble entre maternidad, trabajos domésticos y de cuidados

En la actualidad ser madre tiene distintas implicaciones a las del pasado, ya que había un solo modelo de maternidad y se esperaba que tuvieran hijos y fuera...

«¡Si algo me sucede, es culpa de la serie!», dice Brenda Bezares

Ayer les comentamos que Mario Bezares y su esposa, Brenda, se lanzaron con todo en contra de Amazon Prime y lanzaron un ultimátum contra la famosa plataforma...

Compartir

Dicen que nadie debe de juzgar un libro por su apariencia, pero Melissa Sloan, de Gran Bretaña, no la está pasando bien por su apariencia física.

Melissa de 46 años, dice que durante varios años ha luchado contra los estereotipos y todo porque tiene en su piel, no dos, ni diez, ni veinte, es más ni cien, ¡sino 800 tatuajes!

Esto de los tatuajes le ha causado tantos problemas, que no puede conseguir trabajo, pues apenas acude a una entrevista y prácticamente es ‘bateada’ de inmediato por su apariencia y por si fuera poco, incluso la han vetado de la escuela de sus hijas.

También te puede interesar:  ¡No habrá alcohol en el mundial de Qatar! la FIFA lo confirma

«No puedo conseguir trabajo… Solicité un trabajo limpiando baños donde vivo, y no me aceptan debido a mis tatuajes«, dijo la mujer que lucha contra los prejuicios de la gente que juzga su apariencia y comentó:

«A veces quiero suicidarme, a la gente no le gusto, cuando me miran creen que soy problemática y pasan de largo… Cuando voy a un bar las personas se cambian de lugar, sé que quizá nunca seré aceptada, pero si la gente se tomara la molestia de pasar un día conmigo sabría que soy alguien agradable».

«La gente ha dicho que nunca he tenido un trabajo en mi vida, pero lo tuve una vez y no duró mucho… Si alguien me ofreciera un trabajo mañana, iría a trabajar, aceptaría esa oferta», dijo Melissa a un medio local.

También te puede interesar:  Denuncian ante Conapred a Mikel Arriola por discriminar comunidad LGBTTTI

Pero lo que más llama la atención con su caso es que dice que, apesar de la discriminación que sufre, seguirá haciéndose los tatuajes, a la fecha se realiza hasta 3 tatuajes a la semana: “Si llego a los 70, todavía me los haré”, dijo. “Cada pedacito de piel estará cubierto incluso si me estoy poniendo azul, mi cara ya se está poniendo azul, parezco un Pitufo”.

Comentarios