La escena era más que conmovedora, ¿cómo era posible que un par de leones jugaran tanto tiempo con un antílope, y por si fiera poco, lo lamieran y hasta pareciera que lo acariciaba?; pues esto fue precisamente lo que al inicio parecía haber captado la fotógrafa Lee-Anne Robertson en la selva africana.

Aquí el relato Robertson, en el video que subió a YouTube:

La vida salvaje es impredecible y esta mañana tuve un momento muy inesperado; había estado observando a un par de leones, pero se alejaron en un espeso arbusto con aspecto realmente relajado, cuando se perdió la visibilidad, me preparé para irme y comencé a conducir cuando de repente escuché un ruido y este bebé kudu salió disparado de los arbustos corriendo por su vida; el león macho lo perseguía. Agarré mi cámara de largo alcance y comencé a filmar, mientras conducía al mismo mismo tiempo.

Finalmente los alcancé y documenté lo que sucedió…ninguna cacería es fácil de ver, pero esto fue particularmente difícil ya que los leones no mataron al bebé al instante.

Inicialmente, lo sostuvieron con enormes patas lamiéndolo y sujetándolo, parecía que lo acariciaban, y así continuó durante unos 25 minutos antes de que mataran al bebé y el león macho se comiera la mayor parte.

No sé imagino que al principio esperaban atraer a la madre con los gritos del bebé, ya que permaneció cerca por un tiempo, pero finalmente, cuando vio que no era rival para los leones, huyó dejando a su bebé con los leones; fue un momento difícil de ver, pero no obstante la realidad de la vida de un león y la vida de un kudu en la selva de África.

También te puede interesar:  Mono capuchino: finalmente encontrado y devuelto al Zoo

ADVERTENCIA, EL SIGUIENTE VIDEO CONTIENE IMÁGENES QUE PUEDEN HERIR LA SUSCEPTIBILIDAD DE ALGUNAS PERSONAS, SE RECOMIENDA DISCRECIÓN

También te puede interesar:  ¿Ves porno? ¡Un virus puede grabar lo que haces!

Comentarios