¿Te imaginas que pones todo tu empeño, ganas y hasta dinero, para con ilusiones emprender tu pequeño negocio? ¡Claro que supones que vas a venderlo todo, o al menos «salir tablas»! Sin embargo, esto no fue lo que sucedió con este pobre hombre, quien en su primer día no vendió nada.

Triste, este padre de familia se sentó derrotado ante la incertidumbre. La escena fue captada por su hija en una foto que compartió por medio de Twitter.

«Este hombre en la foto es mi padre, un hombre simple que ha intentado todo en esta vida, fue albañil, trató de ser un concejal de la ciudad, trató de ser famoso, fue un portero e incluso un coleccionista de autobuses. Desafortunadamente, en su último trabajo, fue despedido. Él invirtió en máquinas para hacer bocadillos para vender en la calle, ¡tenemos TODO! Hoy fue nuestro primer día en la plaza cerca de nuestra casa vendiendo, y en la foto de arriba, está atento por no haber vendido nada hoy».

También te puede interesar:  "Ya no molesten a Yalitza, ni a su familia": Alfonso Cuarón

Pero a la noche siguiente las cosas cambiaron, pues la gente que vio el post se volcó a comprarle toooda la mercancía al papá de Nathalia.

También te puede interesar:  55 estudiantes indígenas presentaron examen de admisión en la UACH ¡Que buena noticia!

“¡Nuestro segundo día de ventas fue así! Vendimos todo y tuvimos que rellenar los bocadillos cada 30 minutos. Muchas gracias por su apoyo, amigos”

¡Benditas redes sociales!, que si queremos, pueden servir para ayudar y apoyar a la gente buena. ¡Porque somos más los buenos!

Comentarios