Deudas de estados no influyen en resultados de campañas

Recientes

«Pellejudos, insípidos y carísimos” TikToker critica a Taquería ‘El Califa de León’

¡Prepárense para una historia llena de sabor, controversia y tacos! La semana pasada, la taquería 'El Califa de León' se llevó a casa nada menos que una estr...

¡Como si fueran pasteles! OXXO limita la venta de hielos

¡Calooor, calooor, calooor! La Tercera Ola de Calor ha llegado al país como si fuera el mismísimo infierno en vacaciones y las temperaturas están que queman,...

Muerte de monos saraguatos desata alarma

La reciente muerte de más de 100 monos saraguatos, también conocidos como monos aulladores, ha generado una contingencia ambiental en Tabasco, afectando al m...

Tragedia en Tabasco: niño de 12 años muere por defender a su madre

Emiliano, un valiente niño de tan solo 12 años, perdió la vida la noche del martes 21 de mayo en el municipio del Paraíso, Tabasco, tras recibir un disparo a...

Se activa Fase 1 de Contingencia Ambiental

La CAMe activó la Fase 1 de Contingencia Ambiental por ozono en el Valle de México debido a los altos niveles de contaminación registrados hoy. A las 14:00 h...

Compartir

«Actualmente, los gobernadores de muchos estados, se endeudan por cantidades exhorbitantes, sin consecuencias legales y sin castigo por parte del electorado», declaró Jacqueline Peschard, investigadora de la máxima casa de estudios del país, y ex directora del IFAI.
De acuerdo a análisis realizados por algunos medios de comunicación, en los 12 estados en los que en cuestión de meses celebrarán elecciones, en ninguno, el hecho de que los candidatos contraigan deudas simboliza un factor que perjudique la imagen de los mismos, o la decisión de los votantes para elegirlos en la boleta. «Los gobernadores se endeudan antes de las elecciones para tener liquidez, y con ello, concretar obras e infraestructura nuevas con las que la gente pueda estar contenta para el tiempo de los comicios», asegura Peschard.
Fuentes informan que la deuda subnacíonal se incrementó hasta un 116% de 2007 a 2015, lo que supone un nivel de endeudamiento considerable que actualmente no se castiga en las elecciones.
Con información de El Universal
Comentarios