El líder norcoreano Kim Jong Un buscó el lunes sacarle jugo a la reciente prueba nuclear realizada por su país, al elogiar a sus científicos y prometer más bombas nucleares, un día después de que un poderoso avión de guerra con capacidad nuclear de Estados Unidos volara cerca de Corea del Norte, en una exhibición de fuerza.

El enorme avión militar fue visto por un fotógrafo de la AP en la base aérea de Osan, cerca de Seúl. Se da por descontado que Corea del Norte interpretará como una amenaza el sobrevuelo del bombardero, capaz de transportar armas nucleares.

También te puede interesar:  Las Coreas se unen por la paz

Cualquier insinuación del poderío nuclear de Estados Unidos enfurece a Pyongyang, que justifica su propia búsqueda de armas atómicas por lo que considera, acciones previas de Washington respaldadas con la fuerza nuclear para derrocar al gobierno autoritario de Corea del Norte.

Horas antes, el líder norcoreano, Kim Jong Un, defendió la prueba de una supuesta bomba de hidrógeno, como un “derecho legítimo de un estado soberano y una acción justa que nadie puede criticar”.

Con información de El Economista

Comentarios
+ posts