Así se hacen las calaveritas de azúcar (video)

Recientes

¿El cambio climático provoca más turbulencias en los vuelos?

Las turbulencias de aire despejado (TAD) originadas por el calentamiento global representan un desafío para la aviación moderna debido a que no pueden ser de...

António Guterres condena ataque israelí en Gaza

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, ha condenado enérgicamente el ataque israelí sobre el campo de desplazados de Rafah, ubicado al s...

Jóvenes usan lonas de candidatos ¡para hacer casitas para perritos!

"¡Dale un hogar digno a tu peludo, cuida el planeta y deja bonita la ciudad!", esa podría ser la frase del grupo de jóvenes cracks se pusieron las pilas y tu...

Vínculo indisoluble entre maternidad, trabajos domésticos y de cuidados

En la actualidad ser madre tiene distintas implicaciones a las del pasado, ya que había un solo modelo de maternidad y se esperaba que tuvieran hijos y fuera...

«¡Si algo me sucede, es culpa de la serie!», dice Brenda Bezares

Ayer les comentamos que Mario Bezares y su esposa, Brenda, se lanzaron con todo en contra de Amazon Prime y lanzaron un ultimátum contra la famosa plataforma...

Compartir

¿Alguna vez te preguntaste cómo es el proceso para fabricar las coloridas calaveritas de azúcar? Se trata de un proceso artesanal que requiere de mucha precisión y gran paciencia.

En uno de los talleres de calaveritas de azúcar más longevos de la Ciudad de México, un grupo de mujeres pinta con glaseado multicolor un centenar de pequeños cráneos hechos de azúcar y agua. De vez en cuando, entre el ruido constante de una mezcladora llena de azúcar impalpable y claras de huevo, se oye una que otra pregunta: “¿Tienen azul o rosa?” “Me falta el naranja ¿no me pasas un cono?”

Las mujeres que laboran para alimentar esta tradición estiman que hacen entre 60 y 80 conos al día. Así le llaman a los moldes que forman con papel plastificado y llenan con la mezcla de azúcar glas, huevo y colorante vegetal. Con un plumón escriben el color del glaseado: amarillo, morado, azul, rosa, verde o naranja. Los conos sirven como plumones con los que dibujan espirales y ondas en las calaveritas con una finura y velocidad envidiables.

También te puede interesar:  Las Primeras Planas Internacionales de hoy Miércoles

“Hacemos más de 1.000 al día y de distintos tamaños”, dice Martha Patricia Pastor, dueña del taller Calaveritas Paty, mientras vacía un bote de azúcar a un tambo con capacidad de 50 kilos. Los encargos para su negocio, fundado en 1997, comienzan a llegar en junio y el último se produce hasta el 25 de octubre. El resto del año, el taller hace paletas de caramelo, pero el negocio principal son las calaveritas. “Lo hago para mantenerme ocupada”, comenta Pastor. “La gente dice, nomás dejas de trabajar y te enfermas”.

El horario es de ocho a ocho. Calaveritas Paty debe entregar a mercados, tiendas, escuelas y empresas en varias regiones del país e incluso en Estados Unidos. “Mira, mi hija me mandó esta foto”, dice Pastor mientras muestra la pantalla de su celular. Es una foto de una de sus creaciones. “Está se fue a Los Ángeles”, dice con una sonrisa.

También te puede interesar:  Inauguraron pista de hielo en Zócalo capitalino

Con información de El País

Comentarios