Acerca de 

"El buscador confiable"
Me llaman el buscador confiable porque !no me cocino al primer hervor! Las notas enviadas al PortalFF, provienen de mi búsqueda constante de información, para encontrar la mejor y más completa versión, de sucesos y datos, actuales.

No creo, fácilmente, en lo que "informan" expertos; me gusta hurgar y me divierte la habilidad de cuestionar, descubrir y mostrar que, no todo lo que brilla es oro...

Siempre hay algo que pocos cuentan y seré quien se atreva a compartir esas historias, contigo.

Así­ que te invito a 'compartir el pensamiento y las cosas buenas de la vida'.

También te puede interesar:  Video con el último concierto de Juan Gabriel (The Forum de Los Ángeles)

Le dijeron que le quedaba poco tiempo de vida y como no tenía para pagar su funeral, decidió venderlo todo, el problema fue, que su médico estaba equivocado.

Julie Shann, de 55 creía que tenía “los días contados” luego de que su médico le diagnosticara erróneamente que tenía un cáncer de pulmón en fase terminal.

Fue así como Julie al pensar que se estaba muriendo, comenzó a vender cuanta cosa de valor tenía para pagar su propio funeral y que sus seres queridos no hicieran ese fuerte gasto.

“Intenté mantenerme fuerte para mis hijos, que me apoyaban pero también me afligían, y les hice ver con valentía, pero a puerta cerrada lloré y lloré.

También te puede interesar:  ¿Te imaginabas Game of Thrones interpretado por un mariachi? ¡no te lo pierdas!

“Lloré para dormir por las noches y cada vez que me acostaba, no sabía si volvería a despertarme a la mañana siguiente.

“Fue tan horrible pensar que todos los días podría haber sido mi último día”.

Dijo la pobre mujer quien un mes después, médicos del hospital “Hull Royal Infirmary” de Kingston Upon Hull, en el Reino Unido, le dijeron que ella jamás había tenido esa enfermedad y que su médico de cabecera no estaba capacitado para haberle dado eso tipo de diagnóstico.

También te puede interesar:  Perrito no para de llorar después de que "su familia" lo abandona

“Tuve que vender el anillo de matrimonio, todo mi oro y mis antigüedades que tenía, y todos estaban destinados a mis hijos”

De esas veces que estás feliz porque no te vas a morir, pero te das cuenta que quedaste en la calle por un error.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here