La festividad japonesa de la contemplación de la luna, denominada Tsukim, ha inspirado nuevos platillos especialmente creados por la chef Miriam Moriyama para dar la bienvenida a la estación otoñal en el restaurante Yoshimi del Hyatt Regency Mexico City.

La propuesta de Moriyama se compone de un menú de cuatro tiempos. El encargado de abrir el festín es un Usuzuki Omakase, que consiste en un Sashimi de Kampachi con sal de mar, aceite de sésamo rojo y salsa ponzu para enfatizarla frescura del pescado.

El segundo tiempo consta de lonjas de Wagyu A5 -que sobresale por su extra marmoleado- acompañadas de kabucha o calabaza nipona grillada y salsa Yoshimi a base de manzana, ajo, jengibre y cebolla. En esta armonización de mar y tierra, el siguiente paso es el Sakana Shioyaki, que combina lomo de huachinango con una variedad de hongos japoneses de temporada y que es servido con guarnición de arroz con gomasio y
sopa miso.

También te puede interesar:  Ikigai San Ángel, referente de la comida tradicional japonesa

Para concluir la degustación, el postre Tsukimi Dango se ofrece en la noche de luna llena para atraer la buena salud y felicidad. Este mochi -hecho en casa- con peras crocantes, helado de vainilla y piloncillo de soya agridulce recuerda la iconografía japonesa y las leyendas antiguas que mencionan que, durante el Tsukimi, se puede apreciar en la luna un conejo amasando el mochi. El menú  estará disponible hasta el 30 de noviembre.

Comentarios
+ posts