Acerca de 

Soy Master en sexualidad, trabajo al 100% la prevención, autoestima y seguridad sexual; así­ como el enriquecimiento del arte amatorio. Mi objetivo es lograr que el mexicano le quite la morbosidad a la sexualidad.

edelmiracardenas@yahoo.com.mx

No han sido pocas las veces en que me han pedido que hable de cómo se debe tratar el tema del sexo con los niños. Nos debería de alarmar que hasta la fecha se ha relegado el tema de la educación sexual a las escuelas y nos olvidamos que los primeros maestros los tenemos en casa, y ahí es donde nos comienzan a impartir la clase más importante: la de la vida. Pero ¿es importante hablar de sexo con los niños? Sí, y más si eres mamá o papá, y tal vez también te preguntes ¿no sería mejor que lo descubran todo ellos solos?; o en todo caso, si deseo tocar el tema, ¿cómo se sugiere hacerlo?

También te puede interesar:  El sonido del placer

Sí es necesario hablar de sexo con tus hijos, porque lo que no sepan por ti lo sabrán por otros, y el verdadero problema podría llegar a ser, no lo que descubran, sino cómo se abrirá camino dicho conocimiento para entrar en la vida del infante: en la calle, por desgracia no es siempre de la manera más adecuada.

Lo primero es captar los momentos oportunos, porque a veces llegan solos, como cuando tu hijo te pregunta “de dónde vienen los bebés”, o que si “por qué yo tengo que hacer pipí sentada y mi hermano de pié”, o “por qué yo tengo un palito y mi hermana no” (todas éstas, y muchas más, son preguntas que mis propios hijos me hicieron). ¿Y qué hice? Respondí francamente y con materiales pertinentes. Tomé un libro de anatomía especialmente elaborado para niños y les mostré que el “palito” se llama pene, y las niñas se “sentaban a hacer pipí” porque ellas tienen vagina.

También te puede interesar:  Nuestro cuerpo: ¿lo más preciado o lo más desconocido?

Mis hijos me han preguntado cosas que parecen locas, que me ponen a veces nerviosa (por más preparada que me vea en el tema) pero lo importante es tomarlas en serio. No sé qué te hayan preguntado a ti tus hijos, pero si ellos no han venido a ti, tú ve a ellos sabiendo que lo importante, además de que reciban información, es que la reciban con cariño y franqueza íntegra. No es necesario quebrarse la cabeza pensando cómo compartir la experiencia sexual, esa no se la puedes dar tú, llega sola y con los vigores e ímpetus del desarrollo. Lo que sí puedes y debes dar es claridad e información con sencillez, porque a veces es más el escandalo que hacemos en nuestra mente por no poder decir que para que nazca un niño el pene se introduce en la vagina y segrega una sustancia de la cuál se procrea una nueva vida. Será anormal y escandaloso para tu hijo, si tú lo vives como algo anormal y escandaloso.

También te puede interesar:  Parejos para ser pareja

Lo importante de la educación sexual no es solamente el conocimiento que se adquiera en el tema, es bueno saber cómo se llama cada cosa y para qué sirve, sí. Pero ten en cuenta que un conocimiento que no conduce a la vida, al amor y al desarrollo puede convertirse más en una ignorancia que una verdad profunda de vida. Por eso en todo lo que hagas, incluyendo una conversación para guiar a tus hijos en la educación sexual, recuerda que ha de mirarse más el amor y la libertad con la que se hace que el romperse la cabeza seleccionando las palabras con las que se platica.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here