Acerca de 

Soy Master en sexualidad, trabajo al 100% la prevención, autoestima y seguridad sexual; así­ como el enriquecimiento del arte amatorio. Mi objetivo es lograr que el mexicano le quite la morbosidad a la sexualidad.

edelmiracardenas@yahoo.com.mx

Gracias a que el placer tiene muchas formas de manifestarse hay varias maneras de localizarlo y potenciarlo. Puede ser en gestos físicos; utilizando cremas, perfumes o lubricantes para deleitar el olfato; ciertos roces en ciertas zonas para provocar más excitación. Pero hoy hablaremos de uno en especial a la hora de estar en la cama con tu pareja y es: el jadeo. Los hay de todos tipos: los intensos, altos, bajos, con palabras claras y en gemidos.

¿Te gusta jadear en el sexo o escuchar cómo tu pareja lo hace? Cómo dije – hay varios tipos de jadeo-. Por lo mínimo estoy segura que al menos en el momento del sexo hay una respiración fuerte. El ruido es inevitable… y excitante. A veces admito que en el porno exageran un poco el jadeo porque más que gritos de placer parecen a veces aullidos de agonía, pero si “destrozar” las cuerdas vocales es lo tuyo y lo de tu pareja mientras tienen relaciones sexuales y eso los lleva al límite: enhorabuena.

También te puede interesar:  VIDEO - Los graban en el avión teniendo sexo; él tiene esposa embarazada que dejó en casa

Lo interesante y excitante del jadeo es que sea espontaneo, una manifestación involuntaria de un placer que de alguna manera te sobrepasa. Sirve de señal para captar el nivel de excitación y al mismo tiempo suele elevar el nivel de excitación de quien lo escucha. No suele ser de muchas palabras (cuando las hay) ¡pero dicen tanto! Como cuando salen a través de un: “¡Más, más!”; “sigue, no pares”; “¡Oh, sí! ¡Sí!”; ¡Así, así! Es muy efectivo provocar sonidos que nos eroticen, incluso alguna vez leí en un artículo que hablaba precisamente sobre los jadeos que Vatsyayana (autor del Kamasutra) aconseja imitar los sonidos eróticos de los animales. Obviamente el punto no es ladrar a toda potencia como perra brama, pero ¿qué tal sería que él jadee incesantemente como un canino que acaba de correr mucho mientras ella gime dulce y ronroneantemente cual felina?

También te puede interesar:  Cambio legal de sexo ¡gratis!

Ya si eres de aquellos que al final no pueden sacar naturalmente ni un solo sonido, y que si lo hacen es tan falso que nadie te llega a creer. No te atormentes. También es válido que el jadeo sea un juego provocado en lugar de un sonido espontaneo. ¿O piensan que todos esos sonidos en el porno son completamente naturales y realmente quienes tienen placer deben gritar hasta quedar afónicos? Pues no, pero aún así, por más fingidos que sean los sonidos, pueden llegar a ser tan excitantes como te lo propongas. Lo importante de todo aquello que se practica durante el sexo es lo que provoca en ti y en tu pareja.

También te puede interesar:  Erotismo masculino

Susurrante, intenso, lento y pausado… sea o como sea, jadear y gemir son actos y sonidos fruto del placer o mínimo que suelen crearlo. Naturales o actuados, atrévete a crearlos y experimentarlos, pues el que empieza a escuchar el placer termina por sentirlo.

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here