A partir del 1 de enero de 2017 Tijuana triplicará el cobro de agua potable al entrar en vigor la Ley Estatal de Aguas, promovida por el gobernador panista Francisco Vega de Lamadrid.

En la urbe más poblada de Baja California el metro cúbico de agua potable costaba 32.81 pesos, pero con la reforma, que además privatiza la prestación del servicio, la tarifa será de 99.50 pesos y seguirá en aumento.

En otras ciudades de Baja California el incremento será hasta de 30 por ciento, con actualizaciones mensuales y un incremento anual.

Tijuana se ubica con la tarifa de agua más alta del país, seguida de Querétaro, León, Ciudad de México y Tuxtla Gutiérrez. Las más bajas se cobran en Villahermosa, Campeche, Durango, Tepic y Colima.

La nueva ley aprobada en Baja

California permite el servicio mediante contratos por licitación o adjudicación directa en asociaciones públicas-privadas, así como concesionar todos los bienes necesarios para prestar el servicio.

Con información de La Jornada

Comentarios

Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?