El Servicio de Administración Tributaria destruyó más de 46 millones de cigarros ilegales decomisados en distintas aduanas del país, por los que se dejaron de pagar al fisco unos 40 millones de pesos.

Los cigarros no contaban con las normas sanitarias, entre sus componentes hay arcilla, madera, plomo y arsénico, mismos que dañan la salud, especialmente de niños y adolescentes quienes son los principales consumidores de estos productos, por ser más baratos en el mercado, refirió Manuel Mondragón, comisionado nacional contra las adicciones.

Los orígenes de estos cigarros son China, India y Vietnam, y tienden a cruzar por las aduanas del aeropuerto de la Ciudad de México, Panteco y el sureste mexicano.

Mikel Arriola Peñalosa, comisionado Federal para la Protección De Riesgos Sanitarios informó que fumar es un riesgo a la salud y al año ocurren más 60 mil muertes a causa del cáncer pulmonar o enfermedades respiratorias por fumar.

 

Con información de El Financiero

Comentarios

Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?