El presidente Enrique Peña Nieto, presentó ayer el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar. El objetivo es reunir apoyo político de las principales centrales obreras del país y de la cúpula empresarial, con excepción de Coparmex, para articular una serie de medidas que esperan no eleve el precio de la canasta básica tras gasolinazo.

Las medidas serán impedir aumentos indiscriminados de precios de la canasta básica, autorizar importación preferencial de productos básicos cuando se detecten grandes aumentos en sus precios (no se habló de protección a la industria nacional), fomentar la repatriación de capitales, ejercer el presupuesto de manera austera, cuidar el gasto social y reforzar la plataforma de transparencia presupuestaria y de contrataciones gubernamentales.

Anunció también que impulsará la modernización del transporte público masivo y la movilidad urbana frente a aumentos de tarifas.

Se anunció un recorte presupuestal de 190 mil millones de pesos y dijo que la Secretaría de Hacienda informará sobre nuevos ahorros del gobierno federal y una reducción del 10 por ciento de sueldos a altos mandos.

“Quiero decirle a la ama de casa, a la jefa de familia, al comerciante, al estudiante, al trabajador y al pequeño empresario que para el gobierno de la República es una prioridad proteger su empleo, su ingreso y su gasto”, expresó Peña.

Volvió a recordar que el incremento en gasolinas y las medidas que se toman son para proteger la estabilidad económica del país.

Los empresarios de Coparmex rechazaron el plan de Peña por considerarlo improvisado e insuficiente, además consideraron que se trató de una estrategia de comunicación frente a las masivas protestas de la ciudadanía.
Mientras emitía su discurso, miles protestaron en diversos estados exigiendo su renuncia.

Con información de El Universal

Comentarios

Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?