Agustín Carstens, titular del Banco de México, informó que se redujo la previsión de crecimiento económico del rango 2.5-3.5 por ciento a 2-3 por ciento, para este año y el próximo.

Se atribuye a una esperada disminución de exportaciones y la persistencia de bajos precios del petróleo, y se expresará en una menor generación de empleo formal.

A consecuencia del ajuste en el crecimiento, en el sector privado, disminuirá este año en 20 mil la creación de plazas formales, para situarse en un nivel de entre 610 mil y 710 mil puestos, apuntó Carstens. Ese número es alrededor de la mitad del millón 200 mil personas que, según registros oficiales, se incorporan cada año al mercado laboral.

Con información de La Jornada

Comentarios

Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?