Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?

Contener un estornudo tapando la boca y la nariz puede provocar lesiones físicas graves como una perforación espontánea de la faringe, la cual es una condición inusual, pero es un riesgo sobre el que se debe estar consciente, informaron médicos británicos.

En un artículo publicado en la revista BMJ Case Reports, reportaron el caso de un hombre de 34 años que se rompió la faringe cuando trató de detener un estornudo fuerte, pues como la presión no tenía por dónde escapar, atravesó los tejidos blandos.

El hombre dijo haber sentido una sensación de “estallido” en el cuello cuando detuvo el estornudo y luego experimentó dolor y dificultades para hablar y pasar saliva. Cuando los médicos lo revisaron, encontraron que tenía hinchazón y sensibilidad al tacto alrededor de la garganta y el cuello.

Se sabe que atrapar un estornudo puede dañar los oídos, incluso romper un aneurisma cerebral, pero también se debe estar consciente de que podría afectar la faringe.

“Detener un estornudo bloqueando las fosas nasales y la boca, es una maniobra peligrosa y se debe evitar”, aseguran los doctores del Departamento de Oído, Nariz y Garganta del Hospital Real de Leicester.

Los estornudos pueden transmitir enfermedades, por lo tanto, aunque es bueno “dejarlos salir, asegúrese de atraparlos en un pañuelo de papel”, sugieren.

Con información de Aristegui Noticias

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here