No cabe duda que una de las peores pesadillas de esta posmodernidad es el estacionamiento.

Escaso, difícil y caro, el estacionamiento es hoy por hoy una de las más grandes preocupaciones de quien tiene un auto. Las soluciones actuales cumplen en cierta manera su función pero también son estresantes (eso de dar vueltas y vueltas para buscar un espacio) y altamente contaminantes sin hablar del espacio que usan y del tiempo que nos quitan de vida.

Es por eso que esta solución, realizada en Los Ángeles, suena muy bien: la utilización de robots, inteligencia artificial y lo último de la tecnología para crear un estacionamiento que no contamina, que no genera estrés y que nos quita hasta de los insufribles operarios que exigen propina.

No te pierdas este interesante video de Wired.

Comentarios

Acerca de 

Consumidor empedernido de información, lector asiduo y creador de contenidos.
Me gusta la tecnologí­a y todo lo que hay alrededor de ésta; convencido de que toda época moderna es mejor.