Tras rechazar el Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar, dado a conocer el pasado lunes por el presidente Enrique Peña Nieto, Gustavo de Hoyos Walther, presidente de la Coparmex, anunció una serie de acciones para discutir un acuerdo en el que participen todos los partidos políticos del país, organizaciones sociales y gobernadores, así como la ciudadanía en general. El objetivo es plantear un acuerdo de desarrollo económico que se focalice en revertir la situación adversa de las economías de las familias y que no tenga objetivos políticos.

Se planteó el cese de los aumentos subsecuentes a las gasolinas, implementar verdaderos recortes al gasto público, eliminar la duplicidad en los programas sociales y crear una partida presupuestal para refinar petróleo en el país e instalar ductos para el transporte de combustibles.

De Hoyos Walther dijo que el  Acuerdo que México Necesita contendrá metas concretas, cuantificables y calendarizadas, e incluirá los temas ‘‘más críticos de la agenda económica y política’’ del país con datos que permitan evaluar los avances.

El dirigente de Coparmex reveló que el Ejecutivo federal se equivocó en un primer borrador entregado a los dirigentes empresariales. En el documento, dijo De Hoyos, se colocaba a los empresarios como responsables de errores cometidos por el gobierno con el alza a los precios de las gasolinas y el diésel.

Con información de La Jornada

Comentarios

Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?