Alejandro Alvarado Muro, candidato del Partido del Trabajo a la gubernatura de Quintana Roo, aseguró que los homosexuales tienen “una deformación física o mental”. Como era de esperar, rechazó la propuesta del presidente Peña Nieto sobre el matrimonio igualitario, enviada a la Cámara de Diputados el pasado 17 de mayo.

Aseguró que el matrimonio homosexual no es natural que se les respetarán sus derechos como personas pero que hay que tratar de curarlos.

Por su parte, el candidato a gobernador de Quintana Roo por el Partido Encuentro Social, Rogelio Márquez, aseguró que los matrimonios homosexuales solamente ponen en mayor riego al tejido social.

Considera que respeta la diversidad sexual y a los homosexuales pero pidió no confundir uniones con matrimonios, pues de aceptarse la propuesta presidencial se lastimaría a las familias del país.

A pesar de que los matrimonios homosexuales no se han legalizado como tales por el Congreso de Quintana Roo, el artículo 680 del Código Civil estatal no define que el matrimonio deba ser establecido entre un hombre y una mujer; causando que varias parejas de personas del mismo sexo puedan casarse.

Con información de López Dóriga

Comentarios

Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?