El gobernador de Texas, en Estados Unidos, el republicano Greg Abbott, extendió este martes el despliegue de soldados de la Guardia Nacional en la frontera con México, como respuesta al aumento en el número de menores migrantes que ingresan a territorio estadounidense de forma ilegal.

Abott firmó este martes una orden que amplia el despliegue de tropas, poco después de que se dieran a conocer cifras de la Patrulla Fronteriza que mostraron que más de 10,000 niños no acompañados cruzaron la frontera de Estados Unidos entre los meses de octubre y noviembre de 2015.

“Texas no se cruzará de brazos ante este desafío. No vamos a ser victimizados como estado por la apatía del gobierno federal cuando se trata de reforzar la seguridad fronteriza”, explicó Abott.

Al respecto, la Secretaría de Relaciones Exteriores en México lamentó esta medida y recalcó que el gobierno mexicano reitera su compromiso y mayor disposición para atender el fenómeno migratorio desde una perspectiva eficaz y humana, y con un enfoque de responsabilidad compartida que garantice la paz, el desarrollo y la inclusión regional. “La Secretaría de Relaciones Exteriores vigilará que la eventual instrumentación de estas medidas no afecte los derechos de sus nacionales, y proporcionará asistencia consular a la comunidad mexicana en Texas que así lo requiera”, puntualizó.

Con información de El Universal

Comentarios

Acerca de 

Expertos en comunicación y estrategia, especializados en la evaluación, desarrollo y supervisión de la imagen pública.

¿Ya nos conoces?