“Kate del Castillo se encuentra entre las personas que participaron en las comunicaciones sobre la película autobiográfica que “El Chapo” planeaba filmar”…así lo afirma el portal de Univisión, basados una fuente del gobierno mexicano y otra cercana a la familia de “El Chapo”
Una vez que tuvieron esos datos, Gerardo Reyes (director de su equipo de investigación) llamó a la actriz mexicana para corroborar los datos, por su parte kate no negó ni aceptó nada y simplemente le contestó: “Cualquier cosa cuando debe ser y como debe ser, no me vuelvas a llamar”.
Según un expediente de la PGR, la actriz es la encargada de producir y realizar la película autobiográfica que “El Chapo” Guzmán pretendía filmar desde antes de su fuga, y para concretar su proyecto no dudó en reunirse con el capo cuando éste se ocultaba en el Triángulo Dorado, incluso se dice que tuvo contacto con él cuando estaba recluido.

A continuación la carta que en el 2012 Kate del Castillo habló de temas personales y religiosos, y hasta envió un mensaje a Joaquín el “Chapo” Guzmán, a quien pidió que “trafique con el bien”.
“Hoy creo más en el ‘Chapo’ Guzmán que en los gobiernos que me esconden verdades aunque sean dolorosas, quienes esconden la cura para el cáncer, el sida, etc. para su propio beneficio y riqueza”, difundió Kate en su cuenta de Twitter.
Aquí el texto completo de la carta escrita por la protagonista de la versión televisiva de ‘La Reina del Sur’, que se ha convertido en uno de los más leídos y comentados en las redes sociales:
“Hoy quiero decir lo que pienso y pues al que le acomode bien. Hoy 2012 me divierto más. Escucho más la música que me gusta como @ChavelaVargas @manuchao @Calle13Oficial @BuikaMusic leo @lydiacachosi #Galeano #sabines #Neruda •#carlosfuentes y dejo de escuchar a los políticos. Y es que ya me cansé de hacer lo que no quiero. Muchas veces he sido feliz pero no me di cuenta. Amo. Me amo”.
No creo en la manipulación, me tiene adormecida. El gobierno. la religión, la política, los medios, la sociedad y la suciedad. Los que me juzgan y señalan pero también me exigen y me aplauden.
No creo en el matrimonio, creo en el amor. No creo en la idea de que debo estar con alguien por el resto de mi vida, eso sólo me crea culpa e infelicidad cuando he fracasado, de hecho, no creo en el fracaso, creo en salir adelante, en tomar decisiones buenas o malas, creo en cambiar de opinión tan seguido como sea necesario.
Añoro la primera vez de todo. Por eso creo que no importa cuánto ame a mi pareja necesito sentir eso que se siente las primeras veces en el estómago y que te recorre todo el cuerpo, no importa cuánto lo ame o que tan bello sea, necesito esa sensación a la cual soy adicta.
Todos lo añoramos pero no nos atrevemos a decirlo. No será que las relaciones deberían de durar hasta que “eso” se acaba?
No creo en la monogamia, creo en la lealtad, en mis sensaciones, en lo que siento y dejo sentir a mi cuerpo.
No creo en el castigo ni en el pecado, no creo en como crecí creyendo que todo era pecado, hasta mi cuerpo, de hecho no creo en como la Biblia nos manipula en algunos de sus pasajes (los cuales seguro leyó Peña Nieto) para tener remordimientos, culpa y sobre todo miedo.
Es más, no creo en nada que haya sido hecho por el hombre que me haga sentir perversa, que me haga sentir menos, culpable o avergonzada de mi sexualidad.
No creo en la Iglesia y en cualquier caso, no creo en la religión, pero sí creo en Dios puesto que lo veo en mis ojos a través del espejo todos los días.
No creo en las enfermedades porque he aprendido como sus curas me han sido negadas, escondidas.
No creo en ninguna institución o ley que se dedican a aterrorizarme y quitarme mi dinero.
No creo en al Papa ni en el Vaticano con todo y su riqueza como tampoco creo en los sacerdotes ya que creo que el ser humano debe disfrutar del amor carnal, del sexo y de preferencia sin esconderse ni lastimando a nadie.
Nací desnuda sin leyes ni religión, esas las creó el hombre, como la Biblia y tengo la ligera sospecha de que se la inventaron sólo para seguir la manipulación y lucrar a favor de unos cuantos.
Creo en lo que siento y es por eso que creo en el miedo, me mantiene alerta, todo lo que experimente con mis cinco sentidos es lo que importa, lo que es real.
No creo en la sociedad ya que me ha hecho sentir avergonzada de quien soy, incompleta, pero es un hecho de que trato con todas mis ganas de entenderla y vivir en paz dentro de ella. Creo en mi y en mi única verdad, porque soy con quien tengo que lidiar cada segundo, aparte de mi, creo que no creo?
No creo en juzgar ya que solo yo soy responsable de mí actuar y me faltaría vida.
No creo en la moral ya que varía enormemente entre el ser humano, creo en lo que me hace sentir bien o mal de mí misma para poder ir a dormir tranquila pero no en lo que la sociedad quiere hacerme sentir.
Creo en el bien.
Creo, a pesar de todo lo que acabo de escribir, en la raza humana, porque amo, odio, me arrepiento, me equivoco, lastimo, ayudo, siento, “fracaso”, lloro, sufro, envidio, tengo dolores profundos, tengo sexo, tengo sueños, fantasías, deseos, pido ayuda, recibo, doy, lucho, salgo adelante, me olvido, me enfurezco, me río, espero, soy paciente, soy impaciente, aguanto? .Estoy viva y por eso agradezco a Dios todos los días, por ser quien soy, bien o mal.
(ESTA ES LA PARTE EN LA QUE “LE HABLA” AL CHAPO)
Hoy creo más en el Chapo Guzmán que en los gobiernos que me esconden verdades aunque sean dolorosas, quienes esconden la cura para el cáncer, el sida, etc. para su propio beneficio y riqueza.
 
Sr. chapo, no estaría padre que empezara a traficar con el bien? con las curas para las enfermedades, con comida para los niños de la calle, con alcohol para los asilos de ancianos que no los dejan pasar sus últimos años haciendo lo que se les pegue la reverenda chingada, con traficar con políticos corruptos y no con mujeres y niños que terminan como esclavos, con quemar todos esos “puteros” donde la mujer no vale más que una cajetilla de cigarros, sin oferta no hay demanda, anímese don, seria usted el héroe de héroes, trafiquemos con amor, usted sabe cómo.
 
“La vida es un negocio, lo único que cambia es la mercancía” que no?
-No a la culpa
-No al remordimiento
-No a la vergüenza
-No a la impunidad
-No a las diferencias raciales
-No a la política
-No a la religión
-No a señalar
-No al silencio
-No a la corrupción
-No al enriquecimiento ilícito
-no a coartar nuestros sueños
-No más sangre
-Sí a la vida
Los quiero.
Fuente:Univisión-Vanguardia-

Roberto Barajas “El mejor buscador”

¡Quiero estar en contacto contigo!

Sígueme en Twitter @RobertoBarajas_

Y dame LIKE en Facebook

Acá otras notas

Comentarios

Acerca de 

"El buscador confiable"
Me llaman el buscador confiable porque !no me cocino al primer hervor! Las notas enviadas al PortalFF, provienen de mi búsqueda constante de información, para encontrar la mejor y más completa versión, de sucesos y datos, actuales.

No creo, fácilmente, en lo que "informan" expertos; me gusta hurgar y me divierte la habilidad de cuestionar, descubrir y mostrar que, no todo lo que brilla es oro...

Siempre hay algo que pocos cuentan y seré quien se atreva a compartir esas historias, contigo.

Así­ que te invito a 'compartir el pensamiento y las cosas buenas de la vida'.