Segunda subasta de Arte Contemporáneo Galeria Oscar Román

Acerca de 

Asesor de Arte, Coleccionista, y Director de la Galerí­a 'Oscar Román". Para él, los cimientos de una galerí­a, que nunca deben prescindir de los aspectos comerciales, están anclados en el amor al arte, es decir, antes que un negocio, la profesión de galerista es realmente una pasión.

Galería Oscar Román celebra su segunda edición de Subasta de Arte Contemporáneo, la cual tendrá lugar este 4 de diciembre. En este evento se reunirá obra de más de 100 artistas, entre los que se encuentran Jorge Marín, Leonora Carrington, Rodrigo de la Sierra, Carlos Marín, Jesús Urbieta, Sebastian, Alice Rahon, Francisco Toledo, José Luis Bustamante, Juan Soriano, Marco Arce, Agustín Castro López, Jazzamoart, Víctor Cháca, entre otros.

En esta segunda edición, tenemos el gusto de colaborar con Art Cage, El Palomar del Minotauro y FACTOR RG, trabajando a beneficio de dos organizaciones sin fines de lucro: COMPARTIR FUNDACIÓN SOCIAL I.A.P. Fondo compartir con Oaxaca comprometidos en la reconstrucción del futuro de las familias oaxaqueñas afectadas por los sismos en el pasado mes de Septiembre y la fundación AID FOR AIDS comprometida en la prevención de la trasmisión del virus del VIH, apoyando a los portadores del virus y sobre todo creando campañas que eviten la discriminación de las personas que se ven afectadas.

La subasta, además de ser el perfecto momento para retribuir a la sociedad de una forma real, es una gran oportunidad para todos aquellos coleccionistas, que buscan estabilidad, ya que el arte puede considerarse un activo de refugio. Desde 2010, los precios de las obras de arte han incrementado más de 15%, según la consultora francesa Art Price, la cual considera a México entre los 10 países con mayor diversidad y oferta cultural en el mundo.
La muestra se podrá visitar a partir de las 7 pm, en Julio Verne no. 14, Polanco

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Comentarios
Asesor de Arte, Coleccionista, y Director de la Galerí­a 'Oscar Román". Para él, los cimientos de una galerí­a, que nunca deben prescindir de los aspectos comerciales, están anclados en el amor al arte, es decir, antes que un negocio, la profesión de galerista es realmente una pasión.