“Antes fuimos, ahora somos: del lente al fractal”

Acerca de 

Asesor de Arte, Coleccionista, y Director de la Galerí­a 'Oscar Román". Para él, los cimientos de una galerí­a, que nunca deben prescindir de los aspectos comerciales, están anclados en el amor al arte, es decir, antes que un negocio, la profesión de galerista es realmente una pasión.

“Antes fuimos, ahora somos: del lente al fractal” es el título que lleva la gran muestra de Arantxa Rodríguez en colaboración con el fotógrafo de la misma: Alberto Vázquez Ortíz; Dicha muestra se comprende de 24 piezas, en las cuales encontraremos fotografías inéditas de figuras del cine de Oro mexicano intervenidas con luz y fractales multicolores.

La artista visual, Arantxa Rodríguez y el experto del lente Alberto Vázquez generan el colectivo para la muestra “Antes fuimos, ahora somos”, hace cinco años; con la intención de dotar las fotografías del cine de oro mexicano de contemporaneidad, lo cual va más allá de estética visual de la misma, ya que cada pieza alberga una profunda historia, desde el momento en que se capturó hasta el día de hoy con esta interesante propuesta llena de color y por supuesto, fractales.

En la muestra podrás apreciar fotografías inéditas de: María Félix, Mauricio Garcés, Ana Berta Lepe, El Santo, Cantinflas, Silvia Pinal, entre otros; y contará con una instalación en 3 distintas luces: luz cálida, luz blanca y luz negra, de tal manera que los espectadores disfrutarán de una experiencia en 3D, ya que además de estar intervenida con fractales el discurso visual de la muestra requiere del uso de lentes para poder deleitar nuestra pupila con esta gran exposición.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La cual se encontrará exhibida del 3 al 17 de agosto en la Galería Oscar Román —Calle Julio Verne, número 14, Polanco, Ciudad de México— No se la pueden perder.

Comentarios
Asesor de Arte, Coleccionista, y Director de la Galerí­a 'Oscar Román". Para él, los cimientos de una galerí­a, que nunca deben prescindir de los aspectos comerciales, están anclados en el amor al arte, es decir, antes que un negocio, la profesión de galerista es realmente una pasión.