La manzana y su simbolismo

Acerca de 

La oportunidad que Fernanda Familiar recibió, hace muchos años, para trabajar en una empresa de comunicación sirviendo café y contestando teléfonos como recepcionista, se ha transformado en el desarrollo de una profesional de la comunicación única en su entorno.
Contar con dos Best Sellers: "Mamás de Teta grande" y "El tamaño sí­ importa"; y recién lanzado su cuarto libro titulado "!No la vi venir!".
Conducir diariamente un programa de radio de dos horas, a nivel nacional, en Grupo Imagen Multimedia,
Editar, con Grupo Medios, una revista que vende 60 mil ejemplares mensuales, avalada, con su nombre, en calidad y contenido,
Dar conferencias anuales, a miles de personas, a nivel nacional e internacional,
Desarrollar esta página, la cual ha sido visitada por más de 3 millones de personas,
Ser considerada como integrante del Foro Internacional de la Mujer Capí­tulo México'¦ entre otros logros, es hablar de la carrera profesional de Fernanda Familiar quien en 29 años, gracias a su esfuerzo, dedicación, responsabilidad y entrega, ha logrado ser un referente de liderazgo en México, sustentado por la credibilidad y el compromiso, que Fernanda mantiene de manera incansable.

Cuenta la leyenda que un buen día, Peleo y Tetis deciden casarse, uniendo sus vidas para todo la eternidad.

Como era de esperarse, entre los invitados se encuentran todos los dioses del Olimpo. Todos… excepto Eris, conocida como la diosa de la discordia.

Peleo y Tetis esperaron con tanta ilusión esa boda, que para evitar problemas en una fecha tan especial, evitan mandar una invitación a Eris.

Eris, enterada del desaire y terriblemente furiosa, de todos modos aparece en el banquete de bodas.

Con pasos fuertes y decididos, Eris se dirige a la mesa donde se encuentran las diosas más hermosas: Hera, Atenea y Afrodita.

Entonces, Eris arroja una enorme manzana con una inscripción que dice: “Esta hermosa manzana será únicamente para la diosa más hermosa en todo el Olimpo”.

Hera se apresura a decir:

-“Sin duda, esta manzana es para mí.”

Pero Atenea y Afrodita también reclaman la manzana por considerarse más hermosas que ninguna otra.

Como no logran ponerse de acuerdo, nombran a Zeus juez y árbitro de la discusión.

Zeus, consciente de que al decidir por una de las tres, las otras dos se volverán sus enemigas, decide zafarse del problema y las envía con el hermoso Paris, para que el joven decida quién es la que merece la manzana.

Una a  una, las tres diosas desfilan ante Paris, colmándolo de promesas para ser elegidas por el apuesto griego.

Hera es la primera que habla y le dice: “Prometo darte poder y riquezas, si me eliges.”

Después, llega el turno de Atenea y le promete a Paris: “Si dices que yo soy la más bella, te otorgaré gloria en todas las guerras en las que participes y tu nombre será famoso en todo el mundo.”

Finalmente, Afrodita se acerca al apuesto Paris, y con sensualidad y astucia, le dice: “Si me das la manzana, te daré la mujer más hermosa como esposa.”

Con esto, Afrodita logra convencer a Paris y se queda con la manzana. Pero al mismo tiempo se gana el odio eterno de Hera y Atenea.

Afrodita, fiel a su palabra, ayuda a Paris a conseguir el amor de Helena.

Sin embargo, Hera y Atenea, que nunca olvidan el desaire de Paris, provocan que Menelao, quien es en realidad el marido de Helena, salga en búsqueda de su esposa y comience así la guerra de Troya contra Paris y los troyanos.

Una guerra de más de 9 años ocasionada por una manzana…

Hoy, en el periodismo de vida, comenzamos con una de las muchas historias relacionadas al simbolismo de la manzana.

Son muchos los significados asociados con esa fruta, como bien lo mencionan Jean Chevalier y Alain Gheerbrant.

Está por ejemplo, la leyenda de las manzanas de oro del jardín de las Hespérides, que según otorgaban la inmortalidad a los seres humanos que lograban comerlas.

Y ni cómo olvidar la manzana más divertida: la de Adán y Eva. Que provoca que los corran del Paraíso por andar de traviesos y darle una mordida a lo prohibido. A ese fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal, del conocimiento.

También en la parte bíblica está la manzana del Cantar de los Cantares, que representa la fecundidad.

Para los hebreos, el significado está dentro, en la estrella de cinco puntas que forman las semillas. Una especia de tetragrámaton, un símbolo del hombre autorealizado, que se erige a sí mismo como un sabio. Aunque la misma estrella, pero invertida, significa al hombre caído y la involución del espíritu en la materia carnal.

En algunas leyendas celtas, la manzana es una fruta relacionada con la ciencia, la magia y las revelaciones. Sirve como un alimento maravilloso que otorga muchas de estas propiedades.

Cuenta precisamente una leyenda celta que cuando el rey Condle, el hijo del rey Conn, recibe la visita de una extraña mujer, ésta le entrega una manzana que sirve para alimentarlo durante un mes y nunca disminuye su tamaño, por más mordidas que le da.

Para la cultura galesa, el árbol del manzano era sagrado. Por eso Merlín daba clases bajo un manzano.

En la mitología escandinava la manzana representa la juventud, la renovación y la perpetua frescura. Los dioses comen manzanas y permanecen jóvenes hasta el ragna rök, que es el fin del ciclo cósmico para ellos.

Pero tal vez una de las manzanas más famosas es la de Apple, esta marca que creó Steve Jobs y que utilizó como símbolo por la profunda admiración que sentía por una de las mentes más brillantes del siglo 20. Me refiero a Alan Turing.

Este matemático británico consolidó el concepto de algoritmo, que es la base de todas las computadoras y por eso se le considera el precursor de la informática.

Alan Turing era homosexual, algo que en su tiempo era un delito en Inglaterra y por lo que tuvo que someterse a un tratamiento hormonal sádico de castración psicológica que originó que se suicidara en 1954, a los 42 años de edad, comiendo una manzana con arsénico.

Así que, esta fruta que muchos médicos recomiendan comer, por lo menos una diario para nunca estar enfermos, tiene varios simbolismos en distintas culturas y ha sido representada en infinidad de expresiones artísticas, como novelas, cuentos, obras de teatro, películas, pinturas, esculturas, etc., etc.

Yo me quedo con la manzana de Adán y Eva, que me parece la más divertida. ¿A poco no sería más bonito decir “vamos a comernos una manzana” en lugar de… otra cosa? 

Y a ti, ¿cuál es la manzana que te gusta más? ¿O cómo te gustan más las manzanas?

Comentarios
La oportunidad que Fernanda Familiar recibió, hace muchos años, para trabajar en una empresa de comunicación sirviendo café y contestando teléfonos como recepcionista, se ha transformado en el desarrollo de una profesional de la comunicación única en su entorno. Contar con dos Best Sellers: "Mamás de Teta grande" y "El tamaño sí­ importa"; y recién lanzado su cuarto libro titulado "!No la vi venir!". Conducir diariamente un programa de radio de dos horas, a nivel nacional, en Grupo Imagen Multimedia, Editar, con Grupo Medios, una revista que vende 60 mil ejemplares mensuales, avalada, con su nombre, en calidad y contenido, Dar conferencias anuales, a miles de personas, a nivel nacional e internacional, Desarrollar esta página, la cual ha sido visitada por más de 3 millones de personas, Ser considerada como integrante del Foro Internacional de la Mujer Capí­tulo México'¦ entre otros logros, es hablar de la carrera profesional de Fernanda Familiar quien en 29 años, gracias a su esfuerzo, dedicación, responsabilidad y entrega, ha logrado ser un referente de liderazgo en México, sustentado por la credibilidad y el compromiso, que Fernanda mantiene de manera incansable.