¿El despertar de un supervolcán?

Acerca de 

Nacido en Guadalajara, Jalisco en 1983.

Aficionado y estudioso de las Ciencias de la Tierra, en especial de la Geologí­a y Meteorologí­a desde 1995.

En 2012 comenzó a revolucionar la forma de dar a conocer los fenómenos naturales desde las redes sociales de 'SkyAlert', logrando posicionar el Twitter de esa empresa como el lí­der en todo el mundo en materia sí­smica y volcánica en Español.

Colaborador desde 2010 en el noticiero de Radio 'Coup D Etat' RMX de Grupo Imagen.

Fundador de empresas como Retuit (2012) y Disappster (2013). Debutante columnista en el portal de Fernanda Familiar en 2014.

Vesubio y Etna son los volcanes más emblemáticos en Italia por sus frecuentes erupciones y las historias de los grandes desastres que han causado como la erupción del año 79 d.C. la cual sepultó las antiguas ciudades de Pompeya, Herculano y Oplontis; sin embargo, hay un volcán –un supervolcán- que es poco conocido incluso por los propios italianos: Campi Flegrei.

Un supervolcán es nombrado así por la capacidad de producir erupciones colosales que pudieran producir inviernos volcánicos al emitir tanta ceniza y aerosoles de azufre que bloqueen los rayos del Sol y enfríen la atmósfera por meses. Estos tipos de volcanes son tan poderosos que sus erupciones han desaparecido los clásicos conos volcánicos (en algunos casos) dejando grandes depresiones en la superficie llamadas calderas.

Campi Flegrei (“campos que queman”) es un campo volcánico dentro del cual, en los últimos 39,000 años, han estado activos diferentes y numerosos centros eruptivos. Las erupciones más importantes fueron: la llamada Ignimbrita Campana, de hace 39,000 años, y la erupción del Tufo Giallo Napoletano, de hace 15,000 años. La actividad eruptiva más reciente ocurrió en el año 1538 formando, durante la emisión de material por 8 días, el Monte Nuovo (Monte Nuevo).

Como se observa en la foto portada, los Campos Flégreos están densamente poblados con más de 500,000 personas viviendo en las zonas más próximas, incluso dentro de la misma caldera cuya existencia solo es evidente si se observa desde las alturas. Durante los últimos años se ha estado observando anomalías instrumentales, especialmente en la deformación del terreno que se ha estado elevando a un ritmo constante llamando la atención de investigadores y del público en general.

Imagen: satélite Sentinel-1 (ESA) registró elevación del terreno (zonas en azul oscuro a la izquierda) de hasta .5 cm al mes durante 2015.
Imagen: satélite Sentinel-1 (ESA) registró elevación del terreno (zonas en azul oscuro a la izquierda) de hasta .5 cm al mes durante 2015.

La evidencia más importante en la actividad actual de los Campos Flégreos, es deformación del terreno con más de 3 metros de elevación en la zona central de este sistema volcánico. Estas deformaciones, medidas mediante sistemas GPS y satélite, son relativamente comunes en la zona ya que habían sido observadas con anterioridad a principios de 1980 con una elevación de 1.8 metros en 2 años seguido de una posterior subsidencia (hundimiento) varios años después y están relacionadas con cambios en la composición química de los minerales subyacentes y el calor al interior. Evidentemente esta actividad no culminó en una erupción.

Imagen: emanación de vapor de agua y compuestos de azufre en el centro eruptivo llamado “Solfatara”.
Imagen: emanación de vapor de agua y compuestos de azufre en el centro eruptivo llamado “Solfatara”.

Recientemente, la deformación del terreno y la sismicidad han aumentado (pero aún dentro de parámetros conocidos) poniendo a trabajar a investigadores para entender en mayor medida este fenómeno y  la posibilidad de una erupción mayor como pudiera ser una rápida despresurización del magma (que el gas almacenado escape abruptamente) y su relación con los sistemas hidrotermales que induzcan cambios en las propiedades de las rocas que almacenan el magma debilitando este “encierro” finalizando en una gran erupción.

vesubio-4

En 2016, Campi Flegrei registró aproximadamente 161 sismos en la zona circundante con magnitudes muy bajas pero no registró cambios importantes en otros parámetros no han mostrado cambios significativos como es la medición de gases y sus componentes químicos; por ello, los especialistas mantienen una constante vigilancia ante cualquier movimiento que pudiera tener esta gran caldera volcánica europea.

A pesar del gran riesgo de vivir dentro de un volcán activo, la población de Nápoles está poco preparada y  desconoce en gran medida el peligro que yace bajo sus pies. A este peligro se le suman los proyectos de perforación para aprovechar la capacidad geotérmica para la producción de electricidad; realizar perforaciones profundas e inyectar fluidos a un sistema hidrotermal de una caldera volcánica puede ser el detonante final de una gran erupción de un volcán que, por ahora, permanece tranquilo.

 

Referencias:

Observatorio Vesubiano
Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología
http://www.ov.ingv.it/ov/

Boletín de vigilancia volcánica de Campania – noviembre de 2016
Observatorio Vesubiano
Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología

Monitoreo de Campi Flegrei por el satélite Sentinel-1A
Agencia Espacial Europea (ESA)
http://www.esa.int/spaceinimages/Images/2015/03/Campi_Flegrei_monitored_by_Sentinel-1

 

¡Lee, comparte y súmate a la prevención!

Feliz inicio de año a quienes nos han leído semana a semana.

 

Comentarios
Nacido en Guadalajara, Jalisco en 1983. Aficionado y estudioso de las Ciencias de la Tierra, en especial de la Geologí­a y Meteorologí­a desde 1995. En 2012 comenzó a revolucionar la forma de dar a conocer los fenómenos naturales desde las redes sociales de 'SkyAlert', logrando posicionar el Twitter de esa empresa como el lí­der en todo el mundo en materia sí­smica y volcánica en Español. Colaborador desde 2010 en el noticiero de Radio 'Coup D Etat' RMX de Grupo Imagen. Fundador de empresas como Retuit (2012) y Disappster (2013). Debutante columnista en el portal de Fernanda Familiar en 2014.