¿Cuándo detenerse en el tratamiento de un paciente?

Two doctors discussing patient notes in an office pointing to a clipboard with paperwork as they make a diagnosis or decide on treatment.

Acerca de 

Quiero confesarles que MI PASIÓN POR LOS SERES HUMANOS NO TIENE L͍MITE, porque en sus contenidos se encuentra la respuesta a todas la preguntas de nuestro entorno, a todos los cuestionamientos de vida, a todas las oportunidades de creatividad y de cambio, reconozco en mis semejantes superioridades, igualdades y debilidades como las que yo muestro.

Me apasiona poder ayudar a la gente a conservar su calidad de vida, con herramientas tan sencillas como el ejercicio y la nutrición adecuada.

Los invito queridos compañeros, a sumar cualidades, inteligencia, experiencia y a ser solidarios con este proyecto de salud de nuestro paí­s difundiendo la prevención con educación.

Quienes hemos tenido que elegir el momento en el que un familiar deberá de ser evaluado para concretar si lo que médicamente se le ofrece en su gravedad es bueno para la calidad de vida y para la funcionalidad en la misma, nos vemos confrontados con la primera pregunta primordial que equivale a decidir si alguien al privarlo del apoyo médico va a vivir o morir.

¿Quién decide?, los familiares o el médico, ¿cómo evaluar la circunstancia como familiar? si no se tiene la experiencia en esta terrible aventura; como médico ¿qué le digo al paciente ahora? si al inicio le di la esperanza de llevarse a su familiar a casa, cuando menos en la situación en la que se encontraba previamente al ingreso al hospital.

Éticamente ¿qué es lo correcto?, ¿hasta donde estoy como médico siendo lógicamente respetuoso de la condición humana y de la dignidad del paciente?, ¿hasta donde lo que hago es razonablemente adecuado para sostener la vida de un paciente? aún en la condición en la que de recuperarse quedará con una pésima funcionalidad (mala calidad de vida) sometiendo a los familiares a un desgastante proceso emocional y económico; ¿en qué momento mi actuar deja de ser un apoyo para convertirse en un problema? donde círculos viciosos se instalan en la evolución de mi paciente, sin dejarlo salir de una complicación tras otra, agotando las justificaciones con los familiares que no pueden entender porque hoy bien por la mañana y por la tarde todo va muy mal, esos comentarios o informes médicos que no dicen nada pero que pueden resultar confusos para el paciente, desconsiderados e indignantes.

Como familiar oscilo entre la emoción de una mediana y mediocre noticia de que más o menos va bien, a el evento de la complicación donde se puede estar anunciando el final de la vida de quien protagoniza esta desgraciada escena.  ¿Acaso hay una manera de poder saber que hacer sin temor a equivocarnos?

Los factores que se deben de tomar en cuenta en la toma de decisiones son:

  1. En que condición se encontraba mi familiar y cuál era su calidad de vida antes de complicarse.
  2. Que es lo que mi familiar en posibilidades de no decidir desearía.
  3. Si la calidad de vida de mi familiar le permitía vivir con dignidad y hasta qué grado de independencia.
  4. Si su condición actual le permitirá recuperar el nivel cuando menos que tenía antes de ingresar enfermo y complicado al hospital.
  5. Si tendrá su condición física al egreso la posibilidad de independencia, comunicación con sus familiares y confortabilidad suficiente.
  6. Si el recurso económico o el servicio social es inagotable o limitado puede ser una condicionante importante para la toma de decisiones.
  7. Si el paciente puede tomar sus propias decisiones o por la dependencia la familia tiene que estar involucrada.

El médico por su lado

  1. Evalúa la capacidad en primer lugar de conservar la vida del paciente.
  2. Determinar el funcionamiento de su organismo y que de lo perdido se puede recuperar o conservar.
  3. Si la dependencia de tratamientos médicos cambiará la calidad de vida del paciente de manera importante.
  4. Si el paciente tendrá acceso a los tratamientos después de su egreso.
  5. Si las posibilidades de curación van mermando con las complicaciones y estas irán mermando la calidad de vida aún cuando se solucionen.
  6. Cuando el caso se encuentra dentro de un circulo de complicaciones por su complejidad que no tendrá fin hasta la muerte del paciente sin importar el recurso económico, humano y tecnológico que se invierta en su atención.
  7. Cuando el paciente decide no seguir adelante por considerar que ha invertido demasiado de su condición humana y dignidad en el proceso de su curación
  8. Cuando el paciente decide no seguir adelante por considerar que lo que se le ofrece no le resulta de interés por la forma en que se condicionará su calidad de vida, o, por que el tiempo que le brinda del tratamiento de sobrevida no le resulta atractivo.
  9. Ante el caso de enfermedades que no se curan, solo se controlan, requieren de gran inversión de tiempo, dinero, esfuerzo de parte del paciente, del equipo médico y hospitalario, y en los que el paciente o la familia decide ya solo optar por el tratamiento más conservador aunque no sea el mejor.

El encarnizamiento terapéutico se describe como las acciones en que sin llevar a ningún objetivo claro, se insiste en dar tratamiento a un paciente en el que no se ven posibilidades de recuperación o mejoría ni a corto ni a largo plazo, en una circunstancia poco común en la que el médico, el equipo médico y los familiares no han evaluado y determinado correctamente la posibilidades de recuperación del paciente, que para el caso son nulas.

La historia natural de las enfermedades, la historia natural de la vida, la evolución de un problema médico durante su tratamiento y la condición del paciente son elementos a tomar en cuenta siempre de manera respetuosa y objetiva, humanitaria y compasiva, así responsable considerando los derechos del paciente a recibir ayuda cuando lo amerite o a detenerla cuando esto no le permita tener un fin honroso.

Atentamente

Dr. Alejandro Cárdenas Cejudo
Médico Internista
Fellow of the American College of Physicians
Representante de la International Society of Internal Medicine
www.dralejandrocardenas.com

 

Comentarios
Quiero confesarles que MI PASIÓN POR LOS SERES HUMANOS NO TIENE L͍MITE, porque en sus contenidos se encuentra la respuesta a todas la preguntas de nuestro entorno, a todos los cuestionamientos de vida, a todas las oportunidades de creatividad y de cambio, reconozco en mis semejantes superioridades, igualdades y debilidades como las que yo muestro. Me apasiona poder ayudar a la gente a conservar su calidad de vida, con herramientas tan sencillas como el ejercicio y la nutrición adecuada. Los invito queridos compañeros, a sumar cualidades, inteligencia, experiencia y a ser solidarios con este proyecto de salud de nuestro paí­s difundiendo la prevención con educación.